¿La chiva o los cinco pesos?

Decía mi abuela que más rápido se agarra a un mentiroso que a un cojo.

Cuando inicié este blog tenía muchas dudas y algunas certezas. Entre estas, la de evitar comentarios o análisis de materiales publicados y particularmente, referirme a sus autores. Quería -y quiero- compartir lo que surge en mi mente, exponer lo que siento, sin que parezca que estoy respondiendo a algo o alguien. El ataque personal, la bajeza y la descalificación tampoco son opciones. Y definitivamente, la apuesta por la originalidad. Cero ‘copia y pega’ -con la excepción de citas de obras literarias. Que el agradecimiento, la crítica o la ignorancia sean por génesis propia. Y así serán asumidos.

Por eso digo que en este post voy a violar un poco esos patrones. Pero creo que el caso lo merece. Hace poco más de un año, cuando leí el primero de los textos citados al final, pensé que en algún momento tendría la oportunidad de mostrar su falsedad. En buen cubano, que eso no se iba a quedar así y en consecuencia, se la tenía guardada hasta ahora. Y como todo llega para quien sabe esperar y no hay peor cuña que la del mismo palo, el desmentido llega en las propias palabras del autor.

Se trata del periodista español Pascual Serrano, hablando sobre el acceso de los cubanos a los hoteles -en Cuba, por supuesto- en dos tiempos. Y, por supuesto, no digo mas, que el personaje no lo merece.

Marzo del 2007:

«En El País Semanal del 7 de enero aparece una larga entrevista al rockero Fito & Fitipaldis. Apenas se habla de política y menos de internacional, sólo cita en un momento a Cuba para criticar que a una amiga cubana no le dejaron subir a la habitación de su hotel. Algo que,por supuesto, hoy no sucede».(1)

Abril de 2008:

«Los medios han recogido con alborozo la noticia de que los cubanos podrán comprar "libremente" aparatos electrodomésticos y alojarse en los hoteles del país, algo que hasta ahora no les estaba permitido. Por supuesto han recordado algunos críticos de la revolución cubana que los precios son prohibitivos».(2)

  

Ref: 1- Perlas informativas del mes de enero de 2007. 1 de Marzo de 2007.

 http://www.rebelion.org

2- La supesta(sic) liberalización de Cuba. 10 de Abril de 2008.

http://blogs.publico.es/dominiopublico/436/la-supesta-liberalizacion-de-cuba/

‘Tengo’ en la televisión

Grata sorpresa. El pasado lunes 31 de marzo pude escuchar en la televisión nacional el poema ‘Tengo’ en la voz de su autor. Casualmente sintonicé el canal cuando el programa se estaba terminando, por lo que no pude hacerme una idea del mismo. Según pude percibir no utilizaron todo el poema, o me puede traicionar la memoria, pero eso es irrelevante. El hecho es que lo pusieron, después de un período de ausencia que bien valdría una pequeña indagación. Afortunado azar, porque si me lo cuentan no lo iba a creer.

Yo, que crecí oyendo a Alden Knight declamar este poema, ya no me lo puedo tomar en serio. ¿Cuántas sonrisas teñidas de ironía, medias sonrisas y muecas completas nos provoca el ‘tengo lo que tenía que tener’? Alguien me dijo, inspirado en el fin del ‘apartheid’ turístico: «Al fin podremos enseñar ‘Tengo’ a los niños sin tener que dar explicaciones». Creo que nuestros hijos nos van a pedir explicaciones por cosas más importantes que las tratadas por Guillén en su poema.

¿Congreso geriátrico?

Sí, ya sé que exagero. Que soy subjetivo. Pero no tiene remedio. He visto los reportajes del congreso de la UNEAC y, ¿qué me queda en la retina? Rostros ceñudos y miradas severas. Semblantes que van de absortos a ausentes. Calvas y canas. Muchas.