El basurero y yo

(Texto escrito el pasado día 7 y que por motivos que pueden imaginar se publica hoy. La aclaración es para ubicar cronológicamente con respecto a la noticia publicada en Granma el día 10 sobre las sanciones a los recolectores ilegales de desechos sólidos -entiéndase buzos)

Lenta, imperceptiblemente, el basurero se ha ido haciendo parte de mi vida.

(Antes de continuar, una aclaración. A los efectos de este post se entenderá como basurero el lugar destinado para que los vecinos del barrio viertan la basura, disponga o no del correspondiente depósito. Esto se hace con el primordial objetivo de evitar ambigüedades. De haber empleado otras palabras, resultaría en títulos tales como: “El depósito y yo” ó “El contenedor y yo”, que se alejan de la idea central que es la basura. Claro que se puede ser más explícito y titular “El contenedor de basura y yo”, pero aparte de ser obvio y facilista, está demostrado que los títulos largos no atraen. Piénsese además, en las posibilidades polisémicas e intertextuales de dicho título. Creo que es mejor que deje de hablar tanta basura y siga con el comentario)

Decía que el basurero ha ido incrementando su influencia, haciéndose notar cada vez más. Les cuento. Temprano me despiertan los ruidos del cochero-basurero, que trasiega la basura del depósito a su coche, armado de guataca y pala. Aunque pocas veces va acompañado, lo escucho comentar sobre las cosas que ve en la basura, entonar décimas o hablarle al caballo A pesar de su esfuerzo, siempre deja algunas basuritas regadas alrededor. Otras se van cayendo durante el trayecto, por las rendijas del viejo coche, al ritmo de los baches del camino. Durante la noche los perros del barrio se disputan alguna sobra, alterando el orden con furiosos ladridos. En ocasiones han llegado a volcar el depósito y desparramar todo el contenido, lo que provoca maldiciones y lamentos del cochero a la siguiente mañana. Los gatos en cambio, como buenos sobrevivientes, hacen lo suyo sin llamar la atención.

Cuando se retrasa la recogida, el basurero me recuerda al Nilo de las clases de historia antigua, pues se desborda y fertiliza su ‘radio de acción’, oportunidad que aprovechan los jóvenes para practicar el baloncesto basural y los veteranos para recordar el paso -en chancletas- por campo minado. Su depósito sin tapa sirve de albergue a moscas y cucarachas y con su olor nos ayuda a saber cuando el viento sopla en su dirección. Para no ser menos que otros basureros de grandes ciudades, ya tiene sus buzos regulares. Y cuando falta el depósito, ¡cómo se le extraña! Una vez fue incinerado por algún terrorista en potencia o pirómano de barrio, vaya usted a saber, y en su lugar floreció, libre, un vertedero sin fronteras, a cielo abierto, que daba al barrio un aspecto de pueblo del oeste de película en blanco y negro, con la basura llevada y traída por el viento. Todo un primor. Claro que de contarse con los antiguos contenedores metálicos nada habría sucedido, pero estos de plástico, son tan frágiles…

A diferencia de la periferia, en el centro de la ciudad son menos frecuentes los vertederos y la basura se recoge en camiones. Pero al ser estos abiertos, la basura se derrama de ellos igual que de los coches. Y cuando se dirigen al vertedero de las afueras aumentan la velocidad y por consiguiente los derrames son mayores. Unos pocos de estos camiones basureros improvisados pertenecen a la empresa de servicios comunales y otros vienen prestados de diferentes lugares. He escuchado decir que por no detenerse en los puntos de recogida de pasajeros se castiga a la empresa responsable del camión privándole de este por algunos días o semanas, y enviándolo a la recogida de basura. El antiguo camión recolector compactador de basura, que se importaba de algún antiguo país socialista, ha desaparecido casi por completo. Esto me hace pensar que su tecnología era mucho más avanzada que la de los autos Lada, motos Ural y jeeps UAZ (alias yipe Burro) que aún se mantienen circulando por calles y carreteras.

Pero quién dijo que todo está perdido. Periódicamente, y en concordancia con algún plan tareco o ejercicio Meteoro, llegan atronando por el barrio un enorme cargador frontal (conocido popularmente como palita) y un aún mayor camión de volteo y se llevan la basura, el césped y parte de la tierra del basurero. A veces destrozan también las aceras, que se construyeron para la circulación de peatones y no de estos enormes y ruidosos equipos empleados en la construcción. Que además, vienen siempre acompañados de seis gordos bigotudos y conversadores, muy bien vestidos y equipados con celulares y ‘trunkins’, que se reúnen bajo el árbol más cercano al basurero y viajan en Ladas o jeeps. Toda esta escena -algo surrealista, lo confieso- provoca las quejas del vecino de los bajos, que es ingeniero retirado, que con dolor comenta algo acerca de los bárbaros y el despilfarro de combustible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

14 comentarios el “El basurero y yo

  1. Viviana dice:

    Escribes muy bien guajiro. Que talento tienes! Leer esto me trae a la mente los recuerdos de la Habana con sus esquinas atestadas de basura que no recogen en dias. Me haces hasta oler la peste a podrido que salen de estos basureros. Nada ha cambiado, todo esta peor que cuando me fui.

  2. NOTA DE PRENSA.-Rechazo a la miopía de la Unión Europea.Madrid, 20 de junio de 2008. Cuba Democracia ¡Ya! expresa su rechazo frente a la miopía de la Unión Europea, quien ve signos en el gobierno militar de Raúl Castro de una posible apertura política. Esta decisión la consideramos macabra, ya que no viene acompañada de un conjunto de medidas dirigidas en favor de los Demócratas Cubanos. Nuestro grupo no llorará por la leche derramada, pues estas medidas, o no se cumplieron, o fueron implementadas durante estos cinco años, de manera casi imperceptible. Le pedimos a la Unión Europea sea coherente de dar a los demás los mismos valores que quiere para ella: En Cuba la Libertad de Opinión aun se reprime con violentos linchamientos públicos. Los demócratas siguen en las cárceles o en el exilio, y el pueblo se tiene que conformar con una famosa “olla arrocera” que con su propio esfuerzo, no puede llenar. Cuba Democracia ¡Ya! Expresará hoy su malestar antes las puertas de la sede de la Unión Europea en Madrid, Paseo de la Castellana 46, hoy 20 de junio de 2008, a las 17:00 horas

  3. Nifi Nira dice:

    Tengo que reconocer que Cuba esta mejorando. Cuando yo me fui en el 1994 en el pueblito de la provincia Habana donde vivia no habia recogida de basura de nigun tipo. Me recuerdo que habia una persona (pobre muchacho el, retrasado mental para ser mas lastimoso el rollo) al cual si tu le pagabas cinco pesos te botaba la basura.El problema era que la botaba tres o cuatro cuadras mas alante donde alguien se despertaba para encontrar el "regalo". Si no fuera real hasta comico parece!!. En ese 1994 se rompieron todos los records de generacion espontanea en cucarachas, ratones, perros vagabundos , cubanos sin esperanza…

  4. jeremías dice:

    Me interesa mucho me gustaria saber como se podria clasificar mejor la basura y lograr que la gente sea conciente de sus actos sobre todo…estoy por encaminar un proyecto en el cual tiene mucha relacion soy Argentino y me gusto mucho aprender de esta vida q se hace cotidiana aunque no deberia de serlo, cuando se trata de malas acciones y conflictos q resultan con el tiempo y de un grave malestar social al que deberia darse mas interes y preserverancia.La Habana no tengo la oportunidad de conocerla pero me interesaria dar mucho por ella aunque soy un joven inexperto

  5. Jose Fernandez dice:

    Gracias guajiro por escrir sobre la basura pues es ese mi oficio aunque en otros tiempos y alla en nuestro archipielago, fui maestro.Asi que he trabajado toda mi vida en dos de las pofesiones mas olvidadas y una de ellas,peor pagada.Te aclaro:Como basurero me pagan por una hora de trabajo mucho mas que lo que devengaba por ensenar en un pre uneversitario,durante un mes, y aun mas que los maestros de aqui (USA),aun asi extrano mi antigua porofesion,por que el maestro,como el medico,nuca dejan de serlo…Si te interesa saber como funciona la recogida de basura aqui,en la otra Cuba,escribeme

  6. LLA dice:

    Si van al consejo de estado no daran abasto los carros de basura de La Habana entera.

  7. omar dice:

    Saludos guajiro y no te pierdas

  8. Guillermo BA dice:

    Venga mi amigo, no apagues la vela con la que nos iluminas fuera de Cuba, es un honor poderte leer a pesar de todas tus dificultades técnicas y otras…Ánimo…

  9. Tampico dice:

    Algo tan natural como la basura, suena interesante en su relato. Muchos animos senor para salir adelante.

  10. El Come Basura dice:

    Guajiro eres genial acabo de leerte por por primera vez por la referencia que de tu blog ha hecho la Yoany, te prometo que regeresare todos los dias aunque no pueda comentar por falta de tiempo……un abarazo

  11. Desrevolucionario dice:

    Guajiro, yo tambien acudi a tu blog debido a la referencia de Yoany, y debo agradecerselo.Ni se te ocurra tirar la toalla, me buscaria un Gramma e iria a por ti.Gracias a vuestros blogs me hago una idea de lo que es Cuba, sus gentes, sus vidas, sus ilusiones.Seguid asi, no dejeis que las lagrimas por no no ver el sol no os dejen ver las estrellas, todo llegara.Un fuerte y solidario abrazo a todo el pueblo cubano.

  12. Elisa dice:

    Increible lo bien que escribe!!!Su relato sobre algo tan sencillo y cotidiano es espectacular!Animo, que aunque vivo en un país que supuestamente es democrático, la esperanza de la libertad nunca se debe perder!Desde mi cada día menos libre Venezuela,un abrazo solidario

  13. Einna dice:

    Siguí, Guajiro, no aflojes!!!!!!Mira que hasta me ha resultado simpática la basura, así como lo pones.Desde mi cada día menos libre Argentina, un abrazo solidario, a vos y a Elisa.

  14. Manolo_101 dice:

    No conocía este blog, pero basta media vez que Yoani lo recomiende para venir enseguida a visitarlo. Me ha encantado ‘el basurero…’, muy ingeniosa la discusión sobre el título, y en fin todo lo demás. Es una lástima que no haya mucho mas tiempo para leer, a veces no entro pues se que se me van a ir las horas y aunque uno se deleite con la lectura de todos estos artículos siempre se filtra los trabajos que pasan y el estado deplorable de la vida en general, sin esperanza y casi sin ilusión a punto ya de establecer un record de 50 años, no de lo mismo sino de peor en peor. Que pena, con lo bien encaminada que estaba Cuba a finales de los 50, y lo vemos ahora mas claro viendo como están y estaban otros países de Latinoamérica, y es triste que la gran mayoría de los ‘nuevos’ cubanos, nacidos después del 60, no tengan la más mínima idea de cómo se vivía anteriormente y ya vamos quedando menos de la cosecha de los 40 (como dice Chirino) En fin recibe mi apoyo aunque sea virtual y continua escribiendo aunque ni siquiera tus propios vecinos puedan leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s