La imagen de la República

Por: Frank El Primo

Este texto lo escribió el Sr. Carlos T. Trujillo, quien nació en Cienfuegos en 1869 y falleció en la misma ciudad en 1937. Culminó la guerra de 1898 con el grado de Coronel del Ejército Libertador.

Un amigo me ha facilitado un libro con artículos suyos publicados en la prensa de la época, entre los años 1911 y 1936. ¿Qué les parece? ¿Conocían algo de él? Trataré de ofrecerles otros textos del Sr. Carlos T. Trujillo. Disfruten este:

La imagen de la República
Carlos T. Trujillo

Creo que los pueblos son culpables, las más de las veces de los errores que cometen sus gobiernos. Cuando el “gobierno invisible”, como llamaba Ruskin a la influencia cívica, no posee la pureza, ni la energía espiritual para deponer ante la verdad todos los errores conocidos, el gobierno, propiamente dicho, que es siempre muy inferior reflejo del “gobierno invisible” ha de ser insoportable para los gobernados.

Hace años que el país anhela la República sincera, la república de los “hechos republicanos”; pero todos impedimos que también, de hecho, la República exista.

Que no haya privilegios -ni fueros, ni privilegios- proclama todo el mundo en la plaza; y en voz baja cada uno quiere, solicita, busca y pelea, por el privilegio. Los partidos políticos sufren del mismo mal: en el poder y en la oposición emplean los mismos métodos; cometen los mismos errores, realizan las mismas maldades, y se manchan con los mismos crímenes. El país se decepciona, resígnase al mal pasado creyendo evitar el mal venidero; su mirada inquieta gira vanamente en torno de cuanto le rodea, y se cree perdido en un desierto…¿Dónde está la República?

Dentro de nosotros no se encuentra el remedio, dicen en voz baja los culpables, los cómplices, los indiferentes, los que no sufren ni aman con el régimen nuevo, los que explotan; en una palabra los mismos que gozan de privilegio. Dentro de nosotros no está ciertamente la República, sino su imagen; está la colonia mixtificada.

Lo grandes partidos han tenido ya responsabilidades de gobierno; un grupo de hombres de unos y otros han ejercido funciones de gobernantes, y han fracasado de un modo definitivo; sin embargo, muy pocos son los personajes que con virtud republicana, se han resignado a volver al hogar, para cuidar la hacienda privada y la familia. No hay error, maldad, ni crimen que anule entre nosotros a un hombre; la muerte civil o política, nos es desconocida. Perduran las personas cuando se están arruinando las instituciones. Si el país escogiese de una vez para siempre, entre las personas y las instituciones; si se exigiese a los partidos que prefiriesen la República al Poder, o mejor dicho, el Poder dentro de la República, comenzaríamos la nueva era, la de los “hechos republicanos”, la del Mesías, con la libertad real, y no imaginaria.

Los partidos políticos han ultrajado la República; han calumniado la Revolución; han presentado como modelo ante la juventud cubana un estandarte negro salpicado de oro. Sin principios, sin esfuerzos, sin sacrificios, podéis ser ricos: robad. No os importe nada la República.

Los caudillos de la Revolución, en su mayoría, son los culpables de ese estado de la conciencia cubana. En la guerra fueron sinceros, porque abnegados y valientes aceptaron el sacrificio que la Revolución imponía; en la República son desleales, porque no se someten al sacrificio que la República impone. Se han enterrado en el pasado grandioso, y voluntariamente muertos, han querido regir la vida de la República. Una muralla invisible para los ojos materiales, visible para todo espíritu despierto, separaba la Revolución de la República; los que no han querido o podido pasar por las puertas de ese muro, porque la gloria los hizo soberbios, y carecían de la humildad ciudadana, esos están fueran de la República, ¡esos!… definitivamente, son enemigos del régimen republicano. Sus glorias están en la Revolución; sus prestigios, en la nacionalidad; sus caídas en la República.

Suponed a un viajero que tras largas jornadas por tierra desiertas, por valles y montañas, divisa al fin la choza en que espera encontrar alimento y abrigo; que aprieta el paso para llegar más pronto, y que cuando cree terminada su odisea, al pedir al dueño un poco de pan y frutas para acallar su hambre, el buen hombre, en medio de mil consideraciones y excusas, le niega el alimento; pero creyendo posible un milagro espiritual, le presenta a la vista uno de esos cuadros tan comunes en muchos comedores, en donde se pinta una mesa cubierta de manjares y jarras que contienen bebidas: es lo único que puedo ofreceros , señor para saciar vuestro apetito- le dice.

-Malditos sean esos manjares que se exponen al hambriento- dice el viajero- porque ellos exasperan en lugar de consolar.

-Un poco de pan duro, lo que un perro come en las calles de nuestras ciudades, vale más para mí, ahora, que esos cromos o pinturas; no son imágenes lo que necesita mi estómago.

El pueblo cubano es ese pobre viajero, que pide el pan y el vino de la República para nutrir su cuerpo y fortificar su espíritu. En vano lo ha pedido hasta ahora: porque se le enseña siempre la imagen y no la realidad de la República. Para transformar la imagen en realidad, no para restaurar, sino para establecer la República, es para lo que se necesita una nueva cruzada espiritual; porque la Revolución no fue más que un instrumento útil, transitorio; y la República real, es lo definitivo, el ideal político.

Anuncios

13 comentarios el “La imagen de la República

  1. Viviana dice:

    Sencillamente genial! Cuando talento hubo y hay en Cuba que los cubanos no conocemos porque al regimen no le conviene! De todos los textos que haz publicado este es mi favorito. Visitar tu blog es entre otras cosas una experiencia cultural. Gracias por lo que haces.Un abrazo,

  2. Tseo dice:

    No conocia tu blog, vengo por recomendacion de Yoani y no me siento defraudado. Me encanto el escrito del señor Trujillo y espero ansioso que cuelgues mas cosas suyas.

  3. LLA dice:

    Buena denuncia popular.Saludos

  4. THETRUE dice:

    RETAZOS !ANIMO!!! CLARO ESTA QUE RESULTA MUCHO MAS FACIL "NO HACER" "QUE HACER" …AUNQUE NO LO CREAS…LOS BLOG CUBANOS ESTAN CUMPLIENDO SU FUNCION. Y SON PARTE DE UNA NUEVA CUBA, QUE HA DECIDIDO HABLAR Y QUE DESEA SER ESCUCHADA. Y UNA PRUEBA DE ELLO ES EL ESFUERZO QUE EL GOVIERNO CUBANO LE DEDICA AL TRATAR CONTRARESTAR LO QUE EN ESTO BLOG SE COMENTA. ES EVIDENTE QUE TEMEN POR LOS COMENTARIOS QUE AQUI SE HACEN Y CREO QUE ESTO ES MAS QUE SUFICIENTE, JUSTIFICA Y PAGA TODO EL ESFUERZO DE SU PARTE. USTED DECIDE!!! PERO RECUERDE QUE MIENTRA MENOS BLOG EXISTAN MAS FACIL SE LA PONEMOS AL REGIMEN CASTRISTA!!!!!!

  5. Tampico dice:

    La verdad desde aqui al mundo.

  6. Miguelon99 dice:

    La vida en Cuba no cambiaPara algunos ciudadanos del mundo, la negativa del gobierno cubano (léase Fidel Castro) de rechazar la ayuda humanitaria al pueblo cubano podría parecerles inaudito, pero para los cubanos, que conocemos el modo de actuar y reaccionar de la dictadura, nos parece completamente normal. La dictadura acepta ayuda primeramente de sus socios de opresión y represión (Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Rusia, Corea del Norte, Bielorrusia, Irán, etc.) y de ”ingenuos” (España, la ONU y algunos más, que los ‘ingenuos’ son bastantes. ¿Pero por qué la dictadura no acepta la ayuda directa al pueblo?• No soportan que el control se les vaya de la mano ni siquiera en los momentos más difíciles.• Y cuando ellos tienen algún tipo de catástrofe aprovechan para distribuir a la población hambrienta y desesperada las reservas que tienen para sus planes guerreristas, ya en estado de descomposición o a punto de estarlo, y renovar con las nuevas donaciones todas las reservas (que son bastantes). Aún recuerdo con horror los chícharos repletos de gorgojos y el arroz podrido al que mi señora trataba de quitarle la pestilencia con enjuagues repetidos y agregándole naranja agria.Esas horribles cosas sólo las conocemos los cubanos; el resto del mundo lo único que conoce es la lucha de estos grandes ”héroes” luchando contra el agresor, el que ofrece más de seis millones de dólares para remediar en lo posible el sufrimiento de nuestro pueblo. Es el pueblo norteamericano el malo por ofrecer esa ayuda desinteresada y los buenos o el bueno Fidel Castro por rechazarla. En definitiva ellos no la necesitan. El mundo continúa ciego y el pueblo cubano continúa sufriendo. Mientras tanto “la vida sigue igual”.

  7. Luz Clarita dice:

    Guajiro, me encantan mas que nada los chistes de los cubanos.siempre con esa "chispa" que a pesar de la miseria y los problemas siempre a todo le buscan el lado humoristico. son " encantadores"Que Dios , los bendiga. "Adiocito"

  8. omar dice:

    Saludos al guajiro y a todos los compatriotas, no importa su color politico,cubanos somos todos.

  9. Leticia dice:

    Muchos ánimos guajiro, no abandones!Te leo desde Japón.saludos afectuosos,Leti

  10. fractalius dice:

    hola guajiro un saludo afectuoso desde Venezuela, en la cuspide de la la verdad aquí se está vivviendo lo mismopero, con mucho más dolor por el latrocinio de este gobierno para con el pueblo; no te amilanes y sigue con este hermoso trabajo.adelante

  11. Samuel dice:

    hola guajiro, te leo y escribo desde brasil para decirle que no esmoreça, la suramerica padece de muchos males (chavez, evo, correa, etc) pero tenemos que pelear diariamente, esperamos una verdadera revolucion em cuba hasta la república legar a los ciudadanos, non que en brasil tenga la maravilla.PS. Perdon por mi "español"

  12. Matapiøjøs dice:

    No entiendo bien. ¿Los que hicieron la guerra son los que gobiernan hoy?¿Estamos hablando de hace dos siglos? ¿de qué se habla?

  13. Matapiøjøs dice:

    Publicar textos de hace dos siglos es evadir. Una interpretación posible puede ser que el tal "Coronel" no tenía su hoja militar al día, y la República no le reconoció los grados, por eso hablaba en esa forma. Vaya usted a saber. Como en el 59, me cuentan, que las fabricas de boinas en España no daban a basto para abastecer la demanda de boinas en Cuba. Las cuchillitas Gillette, me cuentan , que también desaparecieron del mercado, se fueron a la quiebra los distribuidores, porque cuanto mequetrefe había en Cuba quería dejarse crecer la barba. Esas aguas trajeron estos lodos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s