El viejo, la internet y yo – Primera Parte

Soy guajiro. Nací monte adentro en un islote de bohíos rodeado de cañaverales. A los nueve años, fui por primera vez a una playa. A los dieciséis, salí por primera vez a pescar en un pequeño barco. Desde entonces me gusta el mar. De esa época, ya lejana, guardo el sueño de una casa de madera desde la que pueda verlo, un lugar para envejecer respirando salitre y calentarme el cuerpo con el sol de las mañanas. Yo, como tantos otros, antes y después, sueño con el mar.

En su novela ‘El viejo y el mar’ Ernest Hemingway comenta sobre la costumbre de usar el género femenino para referirse al mar. Dice que los que la quieren pueden hablar mal de ella, pero lo hacen siempre con respeto, como si fuera una mujer. Algunos pescadores jóvenes, que tienen botes de motor comprados en tiempos de bonanza, hablan del mar como de un contendiente o un lugar, o como se habla a un enemigo. Pero el viejo Santiago lo concibe siempre perteneciente al género femenino, como algo que concede o niega grandes favores, y si hace cosas perversas y terribles es porque no puede evitarlo. Hasta la luna le afecta lo mismo que a una mujer.

Desde los tiempos antiguos el hombre se ha hecho a la mar para comunicarse, comerciar y guerrear. Grandes han sido los avances en la navegación. Grandes han sido también las catástrofes que esta dama veleidosa ha propiciado para contener nuestros excesos de orgullo. Aún en nuestra época de telecomunicaciones globales y navegación asistida por satélite, los marinos la recorren con ancestral respeto. Saben que en cualquier momento pueden verse enfrentados a su furia, a veces mortal.

Nosotros los cubanos, que siempre hemos andado por los caminos de la mar, lo mismo en rescate y contrabando con filibusteros que haciendo pesca de altura en fríos mares del norte, llevando tropas a África (amontonados en las bodegas de los barcos, semejante a como traían a los africanos convertidos en esclavos a la fuerza) o trayendo bicicletas de China, nos encontramos actualmente, aunque parezca paradójico, muy alejados del mar. Sus deliciosos frutos, que ayudaron a desarrollar el cerebro de los hombres primitivos, están ausentes desde hace décadas de nuestras mesas. Mantener un barco es un problema muy superior a poseer un automóvil. Para hacerse a la mar hay que tener autorización, y como resulta grotesco pedir permiso para divertirse, quienes salen lo hacen en busca de un producto para consumir o comerciar. Triste paradoja vivir en una isla y darle la espalda al mar.

Si paradójica es nuestra relación con el mar, la que tenemos con la Internet no lo es menos. Esos dos universos, de disímil apariencia, tienen mucho en común. El primero es de origen natural, se creó mucho tiempo antes de que el hombre caminara por sus costas y de él surgió la vida en el planeta. La segunda es artificial, producto reciente de la ciencia humana y está cambiando radicalmente la forma en que se desarrolla la vida, tanto a nivel individual como a escala planetaria. Por ambos se navega y se hace surf, se emplean los puertos y las coordenadas, en ambos se llevan bitácoras y se trazan rutas. Desde la comodidad de una habitación, personas en todo el mundo se hacen a la red para comunicarse, comerciar y guerrear. Nosotros los cubanos, hijos de la excepcionalidad, a pesar de la maldita circunstancia de la fibra óptica por todas partes y la promesa de informatizar la sociedad, seguimos hoy, a fines de la primera década de un nuevo siglo promisorio, muy desconectados de la Internet.

Al igual que una pasión tormentosa nos revuelve la vida, el acceso a la red de redes marca un antes, y -si por desgracia se pierde- también un después. Como las drogas, su uso provoca adicción y también euforia. Desde aquella madrugada de fines del siglo pasado, cuando, frente a una oscura consola UNIX oficié por primera vez el milagro de escribir una dirección URL y recibir el hipertexto correspondiente, hasta los breves años felices en que pude estar en contacto regular con ella, yo, como tantos otros, antes y después, sueño con la Internet.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

19 comentarios el “El viejo, la internet y yo – Primera Parte

  1. AntiGusano dice:

    Muy bueno el post, guajiro. "El Viejo y el Mar" es uno de mis libros preferidos, el viejo mio era pescador.(P.S. Parece que la gusanera todavia no ha recibido la orden de su caudilla, por eso ya no vienen.Gracias a Dios.)

  2. Yoana dice:

    Y soñamos todos los que andamos surcando otros mares con que dentro de la isla aislada todos tengan una internet libre. No parece posible por el momento, pero como decía el viejo de Hemigway: el hombre puede ser derrotado, pero no vencido. Mientras, disfrutamos de tus esporádicas apariciones que podemos imaginar lo que te cuestan y el riesgo que asumes. Gracias por ser tan valiente. Un abrazo desde el Cantábrico.

  3. Mario Allejandro dice:

    Hola Amigo:Por favor no dejes de escribir Al que le gusta escribir este acto lo libera y puede estar en la prision (la que tiene rejas o la que esta rodeada de aguas) y este simple acto lo hara algo mas libre.A veses desde el exilio uno lee todo y no escribe nada por premura o pereza. Pero estos blogs que se hace desde la isla tiene la importancia infinita del valor con que se escriben Escribir un blog es estar mas cerca de los que se fueron y tambien de los que se quedaron Saludos infinitos

  4. Tampico dice:

    Guajiro:Usted mismo es Santiago… el pescador tiene su merito al traer su pez espada (o lo que queda de el) a cuestas, se le reconoce su oficio. A Ud. Guajiro, le reconozco su agradable forma de escribir y sobre todo, el esfuerzo que le representa el trabajar en este blog. Nunca lo deje de hacer por favor, porque ya decia Santiago: "El hombre no esta hecho para la derrota".Cordiales saludos amigo.Esperaremos por la segunda parte.

  5. Linda dice:

    Grácias Guajiro, por tu narración, y por aceptar las sugerencias que te damos.Oye chico, tengo una curiosidad, que es el boniato.?en nuestros países debe tener diferentes nombres. pero al parecer es algo que no puede faltar en la isla.puedes agregar una foto…para salir de dudas. es que estoy entre que es la misma papa (potato, fried potato) , o lo que aquí se conoce como "camote". viendo la página de EVA , del blog "sin evasión", en el post mas reciente aparece una foto con platanos, papas, y el morado (color violeta) que aparece ahí es a lo que nosotros llamamos "camote" y tengo la curiosidad si eso es el mísmo "boniato".saludos…!!!

  6. cuscús dice:

    Me pongo malo con estas cosas. Les impiden la salida tanto real como virtual.

  7. Andrés dice:

    Felicitaciones por el post. Lamentable su situación, lo admiro. Y al tonto que cree que con llamar gusanos a los que no "jalan bolas" basta para callarlos, a ese sí lo compadezco.

  8. leo dice:

    q pena, ese q suele apodarse antigusano hable mal de yoani una mujer valiente q lo unico q sabe hacer es escribir la verdad desde adentro, desde lo oscuro de esa isla, lo oscuro q no se atreven decir millones q por temor a represalias no lo hacen, yo soy tan cubano como tu q estas en la isla, yo en miami, sin robarle al estado para comer, sin molestar ni ser molestado, sin tener a nadie al lado q me machuque todo el dia con mentiras y mas mentiras politizadas, yo desde aca soy cubano y quizas el gusano seas tu q solo sabes criticar a una noble mujer y un pueblo oprimido q por las garras de un tirano ha tenido q tirarse a la mar como bien dice el guajiro para respirar libertad…contigo antigusano termino esta nota pq no acostumbro a contestarle a personas como tu, q dios te bendiga…..Guajiro mil gracias por esto q estas haciendo desde adentro, nosotros los cubanos y hermanos de cuba q de alguna manera luchan por la causa de la patria te deseamos mil bendiciones, q continues…-te necesitamos- y continua en el anonimato como estas q eso es parte de la lucha, todos te lo agradecemos…yo en miami pero quiera dios q pronto en cuba para ayudar a recontruir el desastre de 50 anos…mil gracias…

  9. leo dice:

    para linda… el boniato es a lo q se le llama en muchos paises de latinoamerica Camote, ejemplo chile, peru… y a lo q te puedes referir q es morado, es para los cubanos berengena, ojala aclarar tu duda…gracias por leer este blog pues al parecer no eres cubana pero el solo hecho ser latinoamericana eres parte nuestra, mil gracias…

  10. Nicolaza dice:

    Es un placer haber encontrado tus palabras,y las imagino brotar de un teclado en candela por el impetu de dejar plasmadas tus ideas.Saludos.La Nicolaza

  11. Arianna dice:

    ¡¡Hey guajiro!!! un gran saludo hoy.Celebro que nos hayas regalado este nuevo post, donde deforma limpia, haces analogía entre ese mar natural, de aguasque son queridas y temidas a la vez ( como las mujeres) yese otro mar del conocimiento y la comunicación como lo es internet.Tu analogía abarca también la restricción y en mucho casos, la prohibición de navegar en las aguas de uno y los conocimientos del otro.Lamento profundamente que no tengas plena libertad para hacer uso de esos mares, pero sé que seguiras con mucha determinación, defendiendo tu derecho a navegar.Me despido diciéndote que aca estoy puntual, esperando esa segunda parte o todas las que desees escribir.Un abrazo fraterno para ti, desde VenezuelaArianna.

  12. Es verdad Guajiro, las restricciones a la navegación de los cubanos, es cojonuda, lo mismo se trate del mar que del ciberespacio, que del aire…que de la tierra … o de lo que sea: Está Prohibido Navegar, sencillamente pq para navegar hay que Ser Libre y por eso queremos a Cuba Libre, para que cualquier cubano pueda navegar … por donde sea, entre otras cosas.También yo soñé con Internet cuando vivía en Cuba y te comprendo al ciento mil porciento, pero yo estaba apurao y por eso ( y mucho más…) me fui, también por eso tuve internet ensegudita, así que sueño cumplido.El tuyo también se cumplirá.Mis saludos

  13. Para Linda dice:

    acabo de ver la foto que puso Miriam en su blog Sin Evasión y te digo que Sí, eso morado que parece allí es un Boniato….Tengo unas ganas de comer un Boniatillo que pa’ qué…saludos de Juan Sin Tierra

  14. El churry dice:

    Saludos guajiro.Que gusto me da leer sobre ustedes en la isla. Se lo que significa tratar de usar internet o tener una compu en Cuba. Ahora Yo ya libre de represión comunista en el exilio no se me hace tan importante porque trabajo frente a una computadora todo el día y lo que busco los fines de semana es alejarme de esto.En verdad quisiera decirte que no dejes de escribir siempre que puedas, así nosotros los exiliados les recordamos y el mundo conoce la verdad sobre nuestra verdadera gente, no la que muestra el gobierno de turno que ya se cree reinado, dejando sucesores al trono comunista.Gracias por estar ahí y llenarnos con sus historias.Y tu antigusano, ríe tan libre como te crees que la historia está llena de tipos como tú que siguen a su amo en todos sus crímenes y desatinos por unas migajas y luego de la caída de su señor se ponen de rodillas implorando perdón. Libérate pronto de tus amarras que la verdad y la razón siempre triunfan sobre los opresores.Libertad para Cuba y los cubanos.Saludos de un cubano en México, guajiro igual que tú.

  15. GOOOOOOL dice:

    Ay, guajiro, ¡no te imaginas lo que se extraña el mar en un país continental!!! Todos mis sueños son con el mar; pero el mar que llevo dentro me alimenta la esperanza que el mar cubano un día será nuestro; de los cubanos, digo.Felicidades por tu estupendo comentario.Un abrazo

  16. Sonia dice:

    He estado aquí. Un saludo

  17. Viviana dice:

    Cuba es una isla y por ley natural el mar al igual que la Internet nos pertenece a todos los cubanos y ambos seran nuestros mas tarde o mas temprano. Le guste o le disguste al viejo casi muerto. Tantas voces no se pueden callar. No se puede negar la voluntad de libertad de un pueblo. Gracias guajiro por tu coraje, tu dedicacion y tu compromiso de decir lo que sientes.

  18. Matapiøjøs dice:

    La red es sólo parte de la libertad. Parte del todo. ¿porqué no el todo, la libertad completa? Me parece que nunca has tenido una borrachera de libertad… te noto cohibido. Tienes mucho que aprender, guajiro.

  19. Guillermo BA dice:

    Hola Guajiro, son de admirarse pues contra viento y marea navegan por esta inmensa web, y en cuba hacen todo lo posible el gobierno y sus integrantes por destruir los muelles virtuales, espero que cada día tengan más facilidades para comunicarse con todos nosotros, que queremos a Cuba por el ADN que nos une, no por haberla conocido, espero que algún día, y ya cercano se abran las puertas y podamos visitar la Isla, que me niego a conocer mientras Ustedes no tengan Libertad…saludos desde México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s