Reinaldo Arenas in memoriam

El 7 de diciembre de 1990 fue un viernes común en la ciudad de Nueva  York. Nada extraordinario cambió el ritmo con que fluye la vida en la  gran manzana. En su apartamento atestado de libros, el escritor Reinaldo  Arenas se prepara para poner fin  a su vida. Enfermo de SIDA, ha  concentrado sus energías en terminar la novela ‘El color del verano’ y  su autobiografía. Ahora que están listas, se apresura en sacarle la  lengua por última vez a la pelona, riéndose para sí. Dando prueba de un  valor que ya quisieran tener muchos que se jactan de su hombría, impuso  sus condiciones a la vida y a la muerte, hasta el final.

Dieciocho años después, la lectura de su novela me ha alcanzado para  intuir su grandeza. Retazos dispersos de su historia personal, anécdotas  que se cuentan y transforman, flujo y reflujo de corrientes subterráneas  colaboran en la urdimbre de su leyenda. Con mas dudas que certezas,  sabiendo que su obra es una asignatura pendiente para muchos de  nosotros, quiero recordar hoy a ese gran cubano que es Reinaldo Arenas.  Y para ello voy a tomar prestadas las palabras que otra gran cubana,  escritora como él, le dedicó el año pasado. Palabras que suscribo,  excepto lo referido a aterrizar en  Nueva York, por razones obvias.

Cuando Arenas consiguió por fin escapar de Cuba, en el éxodo de 1980, yo  apenas tenía siete añitos y jamás había escuchado su nombre. Cuando  aterricé por primera vez en Nueva York, mucho tiempo después, ya él se  había suicidado. Nunca llegué a conocerlo en persona. Quizá por eso me  importa un chícharo la montaña de insultos y otros argumentos ad hominem  con que pretenden silenciarlo, aun después de muerto, sus detractores.  Está claro que no fue un santo. Sólo un escritor con una enorme vocación  de franqueza que defendió contra viento y marea, en circunstancias  particularmente difíciles, su derecho a expresarse con entera libertad.  Uno que no se doblegó, en el mismo ámbito donde muchos otros, todavía  hoy, se arrastran.

Tomado de:
El escalofrío y la carcajada
Ena Lucía Portela
28/04/2007

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

7 comentarios el “Reinaldo Arenas in memoriam

  1. GOOOOOOL dice:

    Hola, guajiro. Muy bueno tu post de esta vez (como todos los demás, claro). Pero éste, especialmente, me hace recordar que es cierto lo de las asignaturas pendientes que tenemos los cubanos. No te imaginas la cantidad de libros de autores cubanos que tienen gran relevancia en este mundo fuera de Cuba. Llevo dos años fuera de Cuba y mi casa apesta de polillas por la cantidad de libros que he leído sobre Cuba y cubanos, que, por supuesto, cuando vivía en la isla… ni atisbo de ellos. Ojalá que pronto los cubanos, tú incluido, tengan la libertad de leer lo que se les antoje. Un abrazo, guajiro.Goooooooooooooooooooooooool

  2. sindo dice:

    Oye, buenísimo. Ayer, casualmente descubrí ese texto en Habanemia. qué casualidad. Aunque no la conocí personalmente, no sabía que Ena Lucía andaba por New York.un abrazosindo

  3. Viviana dice:

    Pues si a los cubanos nos queda mucha tarea por hacer y muchos textos que leer de los nuestros tan desconocidos en su propia tierra. Da pena y dolor tanto talento cubano desperdigado y perdido por este mundo. Guajiro te has convertido en la delicia cultural cubana!Afectuoso saludo.

  4. LLA dice:

    Hola Guajiro,Cuantos grandes escritores cubanos hay que no conocemos. bonito homenaje este el tuyo y gracias por darnoslo a conocer.

  5. puerto esperanza dice:

    Yo lo conoci cuando vi la peliuca "When nigh Falls" . Creo q es una de las pocas peliculas q muestran como las personas son perseguidas en Cuba. elas recomiendo.

  6. Luz Clarita dice:

    Hola guajiro,Yo supe de Reynaldo Arenas, por un conocido y tambien vi la pelicula de su vida, hoy dia de los derechos humanos, le rindo mis respetos y admiracion, por su valentia y gran talento, un gran ser humano…que Dios lo tenga en su Santo Reino.Gracias por escribir cosas tan interesantes y recordativas de esa preciosa tierra.Un gran abrazo.

  7. Muy bonito homenaje a ese gran escritor. Muy contenta de que los blogs de Desdecuba este en pie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s