Es necesario

Hubo un tiempo en mi vida en que empleaba las ideas de otros para expresar las mías. Un tiempo en que no tenía voz, y hablaba con voz prestada, repitiendo en prestadas palabras las ideas pensadas por otros.

Leía poemas para enamorar, repetía frases popularizadas por personajes de moda, buscaba  la explicación de la vida o el instante en libros y canciones que estaban casualmente al alcance de la mano.

Y cuando se trataba de cosas elevadas y solemnes, siempre había a mano una consigna, un juramento, una injuria al Enemigo, para gritar con fervor en la plaza atestada de otros como yo.

Los años me han hecho recelar de ese buscar la vida en libros y canciones. Ese buscar la explicación de la vida en los subproductos que van cayendo de la línea de producción de la vida. Ese buscar la vida siempre en otra parte, otra parte fuera de la vida misma.

Y aunque recele de ellos, a mi los libros no me confundieron más. Me confundió la vida, cuando me enfrentaba a  lo inesperado, a lo no vivido, a lo no leído. Me confundió la vida, para evitarme la confusión si alguna vez se repetía la escena. Para hacerme creer en mis propias fuerzas. Para obligarme a crecer.

Hubo un tiempo en mi vida en que me reía de quienes afirmaban muy seriamente que habían escrito un libro porque no encontraban uno que les satisficiese. Hoy sé que para crecer es necesario hablar con nuestra propia voz y escribir nuestro propio libro. Es necesario arriesgar. Y crear.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s